Herboristería

Té de hierbas purificante para el hígado

Pin
Send
Share
Send


El equilibrio del hígado

El hígado ayuda al metabolismo de todos los alimentos y medicamentos que ingresan al cuerpo humano. Para mantener el equilibrio del hígado, antes de pensar en purificarlo, trate de respetar su naturaleza para no intoxicarse. Esto es posible al tratar de evitar sobrecargar el cuerpo con medicamentos sin el consejo del médico y usar drogas sin necesidad real; en general, evite la automedicación. Mantener su peso corporal en el rango normal, pedirle consejo a su médico incluso cuando toma remedios naturales y herbales es una buena regla a seguir. Entre otras prácticas para un hígado sano, es bueno recordar no consumir demasiado alcohol y no asociarlo con drogas; no inhale el aerosol directamente; siga un estilo de vida saludable, una dieta equilibrada (sin papas fritas y grasas saturadas como las que contienen los productos lácteos, las carnes grasas y la margarina) y haga ejercicio. El consumo de alimentos con grasas saturadas también aumenta los valores de colesterol en la sangre. Los alimentos ahumados, a la parrilla o quemados tampoco son saludables, al igual que los alimentos salados, que en su lugar se pueden condimentar con especias.


Alimentos que pueden limpiar el hígado.

Para lograr un equilibrio perfecto del hígado, primero debe aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras, y tomar las cantidades correctas de vitaminas y minerales. Los alimentos más útiles para purificar el hígado son jugo de limón, alcachofa, manzana, cardo mariano, repollo, arándano, acerola (o Malpighia glabra), levadura, polen y aceite de oliva virgen extra. aceituna cruda El jugo de limón, en particular, es rico en ácido ascórbico o vitamina C y limpia el hígado. Además de los alimentos, un té de hierbas purificante para el hígado también puede ayudar al equilibrio de este órgano gracias a las propiedades hepatoprotectoras y coleréticas-colaogénicas (es decir, capaces de facilitar la síntesis y secreción de bilis) de algunas plantas medicinales como el diente de león, aceite esencial de cúrcuma y romero.

Pin
Send
Share
Send